Friday, November 2, 2012

Convulso Octubre

Octubre ha sido convulso. Una montaña rusa de emociones, para ser milimétricamente más precisos.
Empezó con un fin de semana intenso, en el que recorrí junto a un grupo de amigos venezolanos, un total de casi 2000 millas para ejercer nuestro derecho al voto. Fueron unas horas de muchas emociones. Sentíamos que íbamos en una empresa épica, paladines sin espada a rescatar a nuetro país desde la distancia. Y no éramos los únicos. Nos sorprendimos al descubrir que la Interestatal 95 en la Florida estaba tomada por venezolanos que, como nosotros y a pesar de las complicaciones que el gobierno había querido imponernos, seguíamos comprometidos con nuestro país. Pero además, en esas horas encerrados entre las paredes de un carro estrechamos lazos de amistad, viajamos en el tiempo, nos reímos hasta el cansancio.
No hace falta contarles que el desenlace no fue precisamente el que esperamos. La desilusión al conocer los resultados se posó sobre nuestra van de alquiler. Por un buen rato, se hizo el silencio. Lloramos de rabia e impotencia. Pero luego se produjo un efecto inesperado. Una sensación colectiva de esperanza y solidaridad, la maravilla de experimentar cómo el dolor compartido se hace más llevadero. Al llegar, de regreso a nuestros hogares, nos quedamos con eso. Con ese sabor a esperanza y el recuerdo de un Bourbon Street vestido de amarillo, azul y rojo.


Luego vino la caminata por la cura del sarcoma, para la que organicé un equipo en nombre de la bella V. V es una niña de 7 años, la princesita más alegre y bulliciosa que se haya visto jamás. Es la hija de R, mi comadre y gran amiga de la universidad. En verano, después de un pelotazo jugando fútbol, V empezó a quejarse de un fuerte dolor en la pierna. Después de un par de días, R la llevó al pediatra, segura de que no pasaría de alguna desgarradura de músculo o fisura. Allí empezó la pesadilla. 
Pero V es una guerrera y su sonrisa nunca se desdibuja de su rostro. Por ella se juntaron más de 60 personas una soleada mañana de octubre a caminar o correr 5 kms. (¡y que sorpresa tan maravillosa al verla aparecerse allí!). Lo que en principio surgió como una modesta idea, esperando 10 personas inscritas y $500 de meta de recaudación, terminó desbordándose en más de 60 personas inscritas y casi $8.500 de recaudación (todavía es posible donar para la Fundación, se deseas hacerlo, solo tienes que pulsar aquí). Y lo más importante, una energía maravillosa, la certeza de una recuperación inminente y la solidaridad y el amor para con V y su familia. Una ocasión realmente especial.



Finalmente, llegó Halloween. El salón de S., por ser el "avanzado", tiene la particularidad de trabajar por estas fechas en un proyecto biográfico muy interesante. A principios de año escolar (finales de agosto), cada niño escoge un personaje histórico de su interés. Durante dos meses enteros investigan sobre la vida de ese personaje, y semanalmente van entregando mini proyectos que van desde una hoja de scrapbook, una línea del tiempo hasta un anuncio con eslogan y todo. La culminación del proyecto es el día de Halloween. En ese momento, cada uno de los niños se "convierte" en su personaje para un museo de cera. Así permanecen toda la mañana como estatuas hasta que alguien los activa y ellos ofrecen un breve discurso sobre "quiénes son".
Los personajes son de lo más variopintos. Pude ver desde a Niel Amstrong hasta a Michelle Obama. Desde Willian Shakespeare hasta la princesa Kate. S. se decidió por Cleopatra. Después de dos meses me parece que sabe más de lo que cualquier niño de su edad debería saber sobre la seductora reina del Nilo. ¡Pero como lo ha disfrutado! (y nosotros con ella). Eso sí, ese día quedó sin voz. Cuando la fui a recoger en la tarde no podía ni ofrecer respuestas monosilábicas. Se durmió en el carro, con su maquillaje, sus adornos para el cabello y su velo azul. Y después de una siesta reponedora de media hora, ¡estaba lista para irse a pedir caramelos con su inseparable amiga R!



Mientras por acá andábamos en todas esas lides, mis divinos compañeros de La Vuelta al Mundo, dirigidos por Jackie, nuestra hada madrina, andaban capturando manos... Yo no tuve mucho tiempo de hacer fotos este mes, hice sólo una y compartí dos de archivo (qué horror!!!). Pero los chicos de LVM se botaron con una participación desbordante y una creatividad inusitada. ¡No se pierdan el mural y la cadena (de manos) que Jackie publica pronto en su blog!



Muchas gracias por pasar y por llegar hasta el final de esta entrada interminable. ¡Feliz Noviembre!

7 comments:

Shila said...

Como siempre Genial mi querida amiga y compañera de caminossss literalmente jejeje

Nancy said...

Las palabras no me llegan para decirte cuanto te quiero mi querida Vane. A ti, a tu esctritura, tu familia, tus fotos, a tu solidaridad....
Siempre juntas desde la distancia.
N.

fitziane said...

Hermoso el post de resúmen. !Vaya mes!

fitziane said...

Cónchale, los captcha que me pusieron casi imposibles de leer. La palabra está casi legible, pero el número que es una foto, súper borroso.

Uno puede solicitar un captcha nuevo haciendo clic en el ícono circular al lado de "Type the two words." Tal vez quieras poner esa aclaratoria en el espacio de los comentarios.

mc said...

Vane, no sabia que estabas actualizando el blog! Que bueno volverte a leer!

Familia Martinez said...
This comment has been removed by the author.
Familia Martinez said...

Amiga leyendote me siento mas cerquita! Vaya mes ! al mismo tiempo lo percibo llenito de muchas satisfacciones. Extrañandote un monton. Besitos.